top of page
  • Foto del escritorVuelta Madrid 2023

Josep Tomás, decisión y valentía para ganar y lograr el liderato en Alcalá de Henares

Actualizado: 26 jun


Aunque se avisaba de lo traidor del recorrido ondulado alrededor de Alcalá de Henares, y de la posibilidad de que el viento pudiera afectar al recorrido de la etapa, la segunda jornada de la Vuelta a Madrid sub23, con 141 kilómetros con salida y llegada en la ciudad complutense, ha sido mucho más selectiva de lo que podría parecer. Y gracias a su decisión y valentía en el tramo final Josep Tomás (Brocar-ALÉ), no sólo se llevaba el triunfo, sino que se vestía de líder.


La etapa estuvo marcada por la fuga que se producía antes del kilómetro 15 al unirse doce corredores que habían saltado en diferentes momentos: Gabriel Rodas y Jaume Guardeño (Caja Rural-Alea), Andrea Montoli y Fran Muñoz (Eolo-Kometa), Kacper Krawiec (Telco’m-ON Clima-Osès), Daniel Jiménez (Supermercados Froiz), Diego Uriarte (Finisher), el mencionado Josep Tomás y tres corredores del equipo francés Vendée U-Pays de la Loire, Baptiste Vadic, Benjamin Marais y Nicolas Rousset-Favier, que se están tomado con mucho protagonismo esta ronda madrileña.


Una fuga con ciclistas peligrosos, de esas que no sabes hasta qué punto pueden resultar definitorias. En la primera ascensión a Loranca (km. 35) apenas llevaban 1:03, para aumentar en Pezuela (km. 48) a 2:00 y en el km. 76 a 4:26. En ese momento se veía el poderío del conjunto francés y se pensaba que Caja Rural-Alea iba a apostar por el cambio de líder, con Guardeño relevando a su compañero Pablo García.

Sin embargo, tras la segunda ascensión a Loranca y el posterior páramo, donde se dejó sentir el viento, se rompía tanto el grupo delantero, que en un momento se quedó reducido a los tres franceses, junto a Muñoz, Jiménez y Tomás, como en el pelotón principal, reducido a una veintena de corredores. Parecía que la táctica de los franceses iba a dar resultado, pero Caja Rural-Alea no terminaba de conseguir el resultado deseado.


La diferencia entre los dos grupos se redujo a dos minutos… pero todo terminó poco después cuando volvieron a incrementarse las diferencias. Por delante comenzaban los escarceos y tras un primer ataque de Muñoz y Marais, a 15 de meta, se producía el decisivo contraataque de Tomás, a menos de 10, que cobraría en meta 1:01 sobre Jiménez, Guardeño, Rodas, Muñoz y Marais, que le otorgaba además el liderato, a 2:19 llegaba el pelotón, por lo que las espadas

se mantienen en alto.


Y es que Tomás, con un bloque menos potente que los grandes equipos de la ronda, apenas tiene 19 segundos sobre Guardeño, 26 sobre Marais y 34 sobre Muñoz y aún quedan dos jornadas más que selectivas que pueden propiciar cualquier tipo de desenlace. Sin ir más lejos, mañana, 101 kilómetros con salida y llegada en Buitrago del Lozoya, con la subida al puerto primera de Puebla de la Sierra en los primeros compases de la etapa, para finalizar con un durísimo recorrido que enlaza los altos de La Hiruela (segunda, km. 73) y Horcajuelo de la Sierra (tercera, km. 85).

Comentários


bottom of page